El blog de Gunner!!!

Confesiones/crónicas de un internauta asombrado.

3. octubre 2018 03:00
by Gunner
0 Comentarios

Egipto mágico!!!

3. octubre 2018 03:00 by Gunner | 0 Comentarios

"¿Hubieses vuelto, esta vez conmigo?" - Al escucharme noté un claro cambio en su expresión. Dejó de mirarme directamente y apartó su mirada girando ligeramente su cara a la izquierda. Con claridad percibí como evitaba el contacto directo de nuestros ojos - sus bonitos ojos marrones -, agrió la expresión, y… pensativa, - entiendo que sopesando las consecuencias de su respuesta -, respondió con perfecta ambigüedad: “¡No lo se, Angel. No lo se!”. Un capotazo en toda regla. Creo que quiso decirme, sin decirlo, que quizá, en ese momento, la pregunta carecía de sentido.
En cambio a otra dama, exótica y risueña como ella misma, amiga mía y como consecuencia, también suya, le faltó tiempo para decirme “Si lo hubiese sabido, me habría apuntado contigo sin pensarlo”.
La cara y la cruz de mi relación con el sexo débil. (¿Débil?… ¿Alguien de verdad se lo cree?)

Pues sí, mis queridos lectores, algunos ya de tiempos inmemoriales, Egipto ha sido el destino elegido para mi último periplo.

Pasen y lean mi particular visión del viaje.

Aún me rio, recordando la afirmación de uno de mis amigos, cuando, mientras cenaba con él y su esposa, al contarle mis intenciones de viajar allí, dijo: “¿Allí?… Bah. Si, yo también estuve, y la verdad, no me gustó tanto… los egipcios no fueron nadie...”. Imagínense la risotada, contenida, que solté. Creo que desde ese momento dejé creer confiar casi ciegamente, como lo hacía hasta la fecha, en lo acertado de sus criterios… ¿Puede una persona, que se vanagloria de “culta”, decir semejante sandez?
Llorar no siempre es motivado por o a causa de una pena, lo que si es cierto, es que se trata de la expresión última, y esencia líquida de los sentimientos más puros que el alma del hombre pueda expresar. Y créanme, he llorado, no a lágrima viva, pero he llorado. Contenidamente, para no dar la nota, incluso para mis adentros, pero la emoción, las vivencias, el dejarme asombrar por el espectáculo, y la sensación del “sueño cumplido” han estado allí y me han acompañado; desde el minuto uno, cuando, tras dejar el hotel de llegada en Luxor, arribamos al primer monumento egipcio que visitamos.

Me he bañado en las claras, cálidas y purificadoras aguas del Nilo. En el Nilo – un Nilo de película, el río de la vida -, el sol no se pone, se desploma – qué pena… la última parte de esta frase, verdad rotunda, no es mía. Se la he pedido prestada a nuestro guía -. He temido las peligrosas mandíbulas de los cocodrilos, llegando a rozar uno con mis manos. He visitado un poblado Nubio real – particular casta endogámica del país, altiva, de piel aterciopelada, tez oscura y rasgos marcadamente angulosos. Nada de pastilla azul, directamente la roja. La que te lleva al mundo que se oculta detrás de Matrix, y te enseña como es la vida tras las cortinas del turismeo -. He montado en camello, cabalgando al borde de las crestas de las dunas, a merced de su oscilante y lento caminar, y de los peligrosos arbustos, con espinas largas y afiladas como cuchillos, que las rodeaban. He bailado ataviado como un jeque, al ritmo de música árabe, en una fiesta donde la luz tenue nos hacía confundir razas, orígenes y clase social.
He paseado de noche por las caóticas calles egipcias de El Cairo, donde hemos visitado sus zocos, hervidero sonoro y visual de ajetreada vida nocturna, de sabores a caña de azúcar, y de olores a especias, esencias, y otros no tan agradables. Por supuesto he sudado, como nunca - el tórrido calor del sur de Andalucía apenas sirve de entrenamiento -, como si ríos de caudaloso sudor brotasen de los poros de mi piel.

Pero sin desmerecer nada de lo que acabo de relatar en el párrafo anterior: ¿Saben que se siente al notar el tacto de la piedra milenaria, finamente tallada, del templo de la reina Hatshepsut, al comprobar la magnitud de las columnas del templo de Karnak, ó al admirar el amanecer viendo cómo el sol aparece al fondo de la estrecha entrada del templo de Abú Simbel, donde, al pie de sus inmensas estatuas, levantas la vista hacia arriba y te impresionas por su mirada amenazante?
¡Penetrar en los estrechos, angostos y claustrofóbicos pasajes de acceso a la Cámara Real de la pirámide de Keops! Si no sienten su corazón encogerse ante tal espectáculo, es que sin duda no tienen corazón.
Ver paredes cubiertas de jeroglíficos, exquisitamente esculpidos, sugiriendo - casi gritándote con voz de piedra caliza - escenas cargadas de narraciones, de rituales, de contenido y mensajes para la “Historia”; Cartuchos y más cartuchos con nombres, con relatos indescifrables, y pictogramas tan crípticos como hermosos… no tiene precio.
Escenas de batallas, escenas de la vida cotidiana, enseñanzas para las generaciones futuras, leyendas de la creación del mundo, de los mitos, de sus dioses... de la forja de su poder.
Ver su lado oscuro también. La violencia de sus batallas, el despiadado trato a sus enemigos. La dura, piedra martilleada, arañada y violentada, agrietada, para arrancar de su paredes aquellos nombres y rostros que sus faraones querían hacer desaparecer de la historia, de su historia – ¡Qué profundo rencor el de sus soberanos!... En eso apenas hemos avanzado. Seguimos haciéndolo en la actualidad, sin darnos cuenta que olvidar la historia, es estar condenados a repetirla -.

Creo… - juro -, no haber repetido... nunca..., tantas veces..., y con tanta sinceridad, la palabra “Impresionante”.

Ahora, aquí, en esta mesa del aeropuerto, a punto de tomar el avión que me llevará de vuelta a la rutina, recuerdo dos cosas: Al mirar una de las paredes del templo de Horus, cubiertas de jeroglíficos, pensé, con el corazón desbordado - “¡Podría pasarme una vida entera admirando su belleza, estudiando su significado, pensando en el mimo con que el artesano que los cinceló! -. En segundo lugar, y mientras paseaba en calesa uno de los últimos días, sorteando el caos de tráfico y personas por las calles de Asuán, oliendo su espesa mezcla de polvo, humanidad y desorden, mi compañero me dijo: “Yo sería incapaz de acostumbrarme a vivir aquí. ¿Y vos?”. Le respondí casi inmediatamente: “Yo... me quedaría a vivir aquí. Tardaría algunos meses en acostumbrarme, pero el hombre se adapta, aprende, y lo que este país ofrece…”. Dejé adrede la frase sin acabar, con la esperanza de que él - y ahora ustedes - intuyesen su segunda parte.

… ¡Lo que da de si una aventura en el aeropuerto!… Un gentil gesto mío, frente a la plaga del overbooking. El aplauso de los viajeros agradecidos, al que sacrifica parte de su tiempo para que los demás puedan seguir su camino… Tiempo para pensar y escribir…

¿Qué? Viajar - y en especial conmigo - le da a los sueños, a las emociones, y a todo una dimensión única. Lo pudieron comprobar mis camaradas de viaje. Compañeros de aquí y de allá, queridos ya por mí y que me han querido, con los que compartí, risas, calor, confidencias, y belleza… tanta belleza como la que el embrujo de oriente nos ha hecho disfrutar.

Un saludo Damas y Caballeros!!!

P.d.: Eterno agradecimiento a ell@s, mis compañer@s de viaje; compartimos felizmente esta nueva aventura/viaje, y a Mohamed, Mena, Goma y Aiman, nuestros guías. Llorar de felicidad, no es baladí. Llena el corazón, y la vida... de vida. Fotografía cortesía de Jandro. Y como siempre, votos (abajo, pulsando sobre las estrellitas) y comentarios pulsando en el enlace a la izquierda del título, gracias.

Cool

8. agosto 2014 17:48
by Gunner
0 Comentarios

Vida y música!!!

8. agosto 2014 17:48 by Gunner | 0 Comentarios

Que asombroso... Vivir...

Y se preguntarán ustedes, mis queridos lectores, ¿a cuento de qué el inicio de este post? más aún después de la larga sequía escritora a la que os he sometido, ¿no? 

Sequía no, únicamente quería poder decir en voz alta que os he ofrecido mi propia Trilogía de pensamientos (este artículo, y los dos que indico a continuación). Lo reconozco, tardo en sentarme a escribir, llevo meses intentando terminar este en concreto, sabía con qué quería deleitaros y el porqué, pero necesitaba el sosiego necesario para terminar de perfilarlos todos y publicar entonces lo escrito (alguno de los tres artículos estaban esbozados desde hace tiempo como pueden comprobar si leen los referidos a Murakami o al Tibet/Zen, pero todos carentes de algún pequeño detalle que me impedía hacerlo).

Es verano, ustedes tienen tiempo para leer y yo para escribir, así pues... Todo vuestro!!!

Hoy quería hablarles de la música y la vida, y como algunas canciones... bueno... la describen.

Nacemos... y desde ese momento hay personas que se toman la vida con mucha tranquilidad, tanto que dan la impresión de que se limitan a verla pasar... casi como si no fuese con ellos... Yo, la vivo con intensidad, a veces demasiado, solo tengo una vida y quiero enterarme de qué nos va en ella, ¿también ustedes, no? (por eso me leen). Pero además de vivirla también la observo... os observo... con mucho detalle: Razas, colores, contrastes, gentes de un polo... y del contrario... todos enfrentados y empeñados en una frenética carrera por llegar a ninguna parte, y cuando os miro, desde la distancia - parecéis hormiguitas caminando al pseudo-azar, en busca de alimento, en busca de su destino, alocadas y con prisas - siempre, siempre, me viene a la memoria la canción de mi admirada Trinidad Montero "El circo de las Fieras", que en su disco "Arañas de Marte" usando su cálida voz cordobesa y lo mejor del Jazz-fusión hace una soberbia descripción ese locura en que todos estamos inmersos. Sin duda un gran canción en un disco imprescindible para cualquier melómano que se precie de tal.

Por otra parte la vida es un lucha constante por superar obstáculos. Todos los días, todos, nos enfrentamos a esa locura de la que os hablé antes, una vorágine que llega a ser insoportable y desalentadora por culpa de un ritmo trepidante que nos maltrae, nos frustra y nos irrita. Muchas veces piensa uno en tirar la toalla y dejarse vencer derrotado. Si, todos lo pasamos mal... a veces no mal, simplemente sin pena ni gloria. En mi caso, cuando alguien cuando alguien me pregunta que hago para enfrentarme a los azares del destino, suelo responderles de la siguiente manera: "Si, lucho, pero de todo el día, de sus 24 interminables horas, lo único que hago vivir esperando ese momento de belleza, ese algo bonito que haga que haber vivido ese día haya merecido la pena". Joan Manuel Serrat (diría que mi cantautor favorito) lo expresa magníficamente en la canción "De vez en cuando la vida", de su álbum "Cada loco con su tema", una tierna melodía que nos habla precisamente de esos escurridizos momentos.

 

El circo de las fieras by La Trini on Spotify

     

De vez en cuando la vida by Joan Manuel Serrat on Youtube

 
    Gentes gobernadas, gobernantes
bucaneros, almirantes
aduaneros, emigrantes
profesores, procesados
indignados y banqueros
camareros y borrachos
poli bueno, poli malo
importantes e importados
estudiantes, estudiados
tiburones y bañistas
onanistas y curitas
cardenales, alquimistas
extremados, extremistas
protestantes, protestados
Integristas, integrados
Entregados

Cuando siembran sus flores
bajo la hierba rezan y reinan
mientras rugen los leones
en el circo de las fieras.
Sus corazones sobre la arena
dejan la estela
que enloquece a los leones
en el circo de las fieras.
Cinco minutos de pan y futbol
y arde este mundo
con su gloria y su miseria
con su circo y con sus fieras.

Judas, barrabases y romanos
artesanos, antenistas
publicanos, publicistas
empresarios, emprendidos
secundarios, secundados
extras y protagonistas
guionistas, camuflados
en un mismo relicario.
Primitivos y primados
matemáticos y artistas
las preñadas y el taxista
velazqueños y cubistas
japoneses y castizos
monosabios, monaguillos
confidentes, acusados perdonados

Porque siembran sus flores
bajo la hierba rezan y reinan
mientras rugen los leones
en el circo de las fieras.
Sus corazones sobre la arena
dejan la estela
que enloquece a los leones
en el circo de las fieras.
Cinco minutos de pan y futbol
y arde este mundo
con su gloria y su miseria
con su circo y con sus fieras.

Ay, Ay, Ay
Ay, Ay, Ay
Ay, Ay, Ay
            
   

De vez en cuando la vida
nos besa en la boca
y a colores se despliega
como un atlas,
nos pasea por las calles
en volandas,
y nos sentimos en buenas manos;


Se hace de nuestra medida,
toma nuestro paso
y saca un conejo de la vieja chistera
y uno es feliz como un niño
cuando sale de la escuela.

De vez en cuando la vida
toma conmigo café
y está tan bonita que
da gusto verla.
Se suelta el pelo y me invita
a salir con ella a escena.

De vez en cuando la vida
se nos brinda en cueros
y nos regala un sueño
tan escurridizo
que hay que andarlo de puntillas
por no romper el hechizo.

De vez en cuando la vida
afina con el pincel:
se nos eriza la piel
y faltan palabras
para nombrar lo que ofrece
a los que saben usarla.

De vez en cuando la vida
nos gasta una broma
y nos despertamos
sin saber qué pasa,
chupando un palo sentados
sobre una calabaza.

 

 

En todo caso acabamos pegándonosla. Hagamos lo que hagamos, seamos lo buenintencionados (o malintencionados) que queramos ser, o pongamos (o no) todo el mimo y cuidado en hacer bien (o mal) lo que queramos hacer, indefectiblemente tarde (o temprano) en algunas ocasiones terminamos estrellados, estampados y golpeándonos la cara contra el duro e inflexible muro de La Vida y del error. Afortunadamente no ocurre siempre - como dicen por ahí "Dios aprieta, pero no ahoga" - aunque si con cierta periodicidad. Cuando salimos de una, no se cómo, nos metemos en otra... y así sucesivamente hasta que llega un momento en que nos cansamos de luchar... y abandonamos. Dicen que Valiente no es el que se lanza a la lucha, sino el que tiene el coraje de levantarse y seguir luchando (porque siempre hay algo por lo que luchar), ¿qué opinan? Y quien mejor que el grandioso de Frank Sinatra y su canción "That's Life" del álbum del mismo título para darnos esa mismo mensaje. Siempre llevo esa composición de La Voz (así lo apodaban) en el coche y de vez en cuando me la pongo para auto-aplicarme su lección e infundirme ánimo.

 

Thats Life by Frank Sinatra on YouTube

 
   

That's life, that's life (Eso es la vida, así es la vida)
That's what all the people say (Eso es lo que todo el mundo dice)
You're ridin' high in April (Te va bien en abril)
Shot down in May. (Te derriban en mayo)
But I know (Pero sé)
I'm gonna change that tune (Que voy a cambiar esa onda)
When I'm back on top (Cuando vuelva a la cima)
Back on top in June (A la cima en Junio)
 
I said that's life, that's life (Dije que eso es vida, así es la vida)
And as funny as it may seem (Y por divertido que parezca)
Some people get their kicks (Algunas personas consiguen sus metas)
Stompin' on a dream (Pisoteando sueños)
But I don't let it (Pero yo no dejo)
Let it get me down (Que eso me deprima)
Cause this fine old world (Porque este buen viejo mundo)
keeps spinnin' around (Sigue dando vueltas)
 
I've been a puppet, a pauper (He sido marioneta, indigente)
A pirate, a poet (Pirata, poeta)
A pawn and a king (Peón y rey)
I've been up and down (He tenido éxito y he fracasado)
And over and out (he estado dentro y fuera)
And I know one thing (Y sé una cosa)
Each time I find myself  (Que cada vez que descubro)
Flat on my face (Que he caído de bruces)
I pick myself up (Me levanto)
And get back in the race (Y vuelvo a la Carrera)
 ()
That's life, that's life (Eso es la vida, así es la vida)
I tell you I can't deny it (Te lo digo, no puedo negarlo)
I thought of quitting, baby (Pensé en abandonarla, nena)
But my heart just (Pero mi corazón simplemente)
Ain't gonna buy it (No lo aceptaría)
And if I didn't think (Y si no pensara)
It was worth one single try (Que no merece intentarlo al menos una vez)
I'd jump right on a big bird (Me subiría en un gran pájaro)
And then I'd fly (Y me echaría a volar)
 
I've been a puppet, a pauper (He sido marioneta, indigente)
A pirate, a poet (Pirata, poeta)
A pawn and a king (Peón y rey)
I've been up and down (He tenido éxito y he fracasado)
And over and out (he estado dentro y fuera)
And I know one thing (Y sé una cosa)
Each time I find myself (Que cada vez que descubro)
Layin' flat on my face (Que he caído de bruces)
I just pick myself up (Me levanto)
And get back in the race (Y vuelvo a la Carrera)
 
That's life, that's life (Esto es la vida, así es la vida)
That's life and I can't deny it (Así es la vida y no puedo negarlo.)
Many times I thought of cuttin' out (Muchas veces pensé en rajarme)
But my heart won't buy it (Pero mi corazón no lo acepta)
But if there's nothin' shakin' (Pero si no hubiese nada emocionante)
Come this here July (Cuando llegue el mes de julio)
I'm gonna roll myself up (Voy a liarme a mi mismo)
In a big ball... (Hasta formar una gran bola...)
And die (Y morir)

Oh, yeah!!! (Oh, si!!!)

   

Pues si, ahora después de muuucho tiempo parece que para mi asombro me he levantado (no sin dificultad) y vuelvo a remontar el vuelo. A pecho descubierto, me enfrentaré a esas locuras que nos desquician cada día dejándome sorprender, abrazaré La Vida para que me continúe sonriendo, me inunde con su sol y su raudal de emociones, y procuraré dejar mi estela de pisadas en su arena.

Escuchen las canciones pulsando sobre los enlaces que las acompañan, seguro que al menos no les dejarán indiferentes y puede que alguna hasta llegue a emocionarles.

Un saludo, Damas y Caballeros!!!

P.d.: Foto cortesía de PPLuke SkyWalker. Y como siempre, votos y comentarios pulsando en los enlaces que aparecen un poco más abajo.

Cool